Bienvenido verano!

el

Hoy, como no podía ser de otra forma, el verano es un tema casi obligado. Y es que por fin le tenemos aquí! He de confesaros que en su honor, me he tirado toda la mañana al sol 😀 (pero sin olvidar mis propias recomendaciones del artículo del pasado martes, claro)

Así que aprovechando que hoy es Martes, que toca hablar de cuidados y belleza, que seguimos con la operación bikini a tope (¿verdad?…) y que el calor invita a tomar cosas fresquitas… ¡hablemos de frutas!

El verano es la época del año en la que más fruta como. ¡Me apetece a todas horas! Y lo bueno de la fruta es que, como sabréis, tiene mucha agua, por lo que nos ayuda a mantenernos hidratados en todo momento. No hay día de piscina, de excursión, o tarde tranquila en casa en la que no me acompañe un bol de frutas 🙂 ¿A ti también te pasa? De no ser así, te animo desde hoy a que a que cojas este hábito tan saludable, y cambies esos momentos en los que te comerías un súper helado de chocolate (que si, que todos sabemos que están riquísimos, pero no hay que excederse…) por una pieza de fruta. Ya verás como poco a poco te vas haciendo a esta rutina y le coges el gustillo.

Sandías, melones, fresas, cerezas, albaricoques… ¡Mi debilidad! Es por ello que hoy quiero compartir con vosotros los beneficios que nos aportan estas frutas a nuestra salud.

  • SANDÍA

Por tratarse de la fruta que más agua posee, es ideal para hidratar nuestro organismo y recuperar todo el líquido perdido tras una sesión de deporte. Por eso, siempre que vengo del gimnasio procuro tener un bol de sandía (que me preparo antes de irme) bien fresquito en la nevera. Ese momento en el que llegas a casa, te dejas caer en el sofá y saboreas una dulce y fresquita sandía… De verdad que no tiene precio!

Además, se dice que la sandía es la pieza de fruta más indicada para comer cuando hemos realizado un gran esfuerzo físico porque su composición ayuda a relajar nuestros músculos y cargarlos nuevamente de energía.

  • MELÓN

Gracias a las pocas calorías que esta fruta tan rica contiene, en mi caso suele ser el anfitrión de mis meriendas. Dejamos así atrás el famoso café que tan mal nos viene para todo, y las pastas que le acompañan y nos sumergimos en una dulce merienda a base de melón.

Pero como no todo va a ser fruta en esta vida, las tardes que decido merendar melón le acompaño con dos lonchitas de jamón serrano. Y es que el melón con jamón de toda al vida nunca falla… 🙂

Cada vez que estamos comiendo melón, no sólo estamos disfrutando de una refrescante y dulce piza de fruta, sino que a su vez estamos aportando al cuerpo vitamina E, con la que se ayuda a prevenir numerosos cáncer por tratarse de un antioxidante, y también vitamina A, que evita la sequedad de la piel, cosa que en verano, y más aún si tomamos el sol, nos ayuda a mantener la piel hidratada.

  • FRESAS

Parece que ya vamos dejando atrás el tiempo de fresas, pero aún hay quien como yo, se resiste a abandonarlas del todo y de vez en cuando se deja llevar por su sabor. Además, en verano seguro que agradeceréis un batido natural bien fresquito de fresas, ¿o no? Prueba a hacerte uno y me cuentas… 😛

Además, las fresas reducen la sensación de hambre, por lo que para mi son geniales después de la cena, en esos días en los que seguirías comiendo sin conocimiento… Un bol de fresas y problema resuelto! ¿Qué mejor aliado que este en nuestra dieta?

Y al igual que la sandía y el melón, las fresas son fuente de vitaminas  y por cierto, ayudan a retrasar los signos de envejecimiento…!!

  • CEREZAS

Las cerezas son como las pipas; soy capaz de hincharme a comerlas sin darme cuenta! Pero esto dejó de ser algo preocupante para mi cuando me enteré que las cerezas son una súper fruta que contiene carbohidratos, proteínas y fibra.

Se dice que son ideales a la hora de la merienda para mantener nuestro peso, o nuestra dieta a raya, por eso, es un sustitutivo para los días que no tengo melón o, sencillamente, me apetece cambiar de fruta.

  • ALBARICOQUES

Dos de las ventajas para mi importantes de comer albaricoques, es que ayudan a reducir el estrés y refuerzan nuestro sistema inmunológico. Por eso, es otro típico que no falta entre mis frutas favoritas del verano. Ideales a media mañana, o después de la cena 🙂

 

…Y resulta que va a ser verdad eso que dicen de que la fruta es buena, ¿no? En mi caso, ha sido el sustituto ideal al chocolate y los bollos, por lo que estoy encantada!! ¿Tu ya las has introducido en tu dieta saludable?

No sé qué tiene tu presencia que aun a oscuras, sin apenas verte, puedo sentir que estás ahí…

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s